miércoles, 18 de febrero de 2009

Reflexiones-1

Desde que empezó lo que se ha venido en denominar mi etapa figurativa, 1996, muchos de los comentarios que aparecían escritos, aludían, siguen aludiendo, a mi etapa abstracta, que públicamente abarca el período 1982-1996. Catorce años. La siguiente es, de momento, 1996-2009, trece años, o sea más o menos el mismo lapso de tiempo.
El hecho en sí suscitó más críticas negativas que apoyos y lo cierto es que fue, sigue siendo, una decisión nada fácil.
De todos modos lo que encuentro más peculiar es que casi nunca se habla de mi trabajo anterior. No de la prehistoria de mi labor, si se me permite la expresión, sino de épocas más recientes.
Después de un inicio pictórico tradicional -y que ahora, pasados tantos años creo que nunca debí abandonar, volveré sobre ello- me vi abocado a un trabajo más o menos militante -inducido por la situación política- agit prop.
Influidos por los equipos de Valencia -Crónica, Realidad- creamos algo parecido en Barcelona, Equip A, aunque con una vertiente más esteticista, siguiendo a Gillo Dorfles vía Cirici Pellicer. El camino emprendido me condujo al arte conceptual. A principios de los setenta trabajé en ello colaborando con Ferran García Sevilla, Jubany, Isidre Manils y Nuria Vidal. Tras un corto período de tiempo produjimos una película "Imatge", que supuso el fin de mi trayectoria en ese campo. Ya lo que hacíamos entonces no suponía ninguna novedad. Me provoca una cierta hilaridad que casi cuarenta años después se presenten propuestas muy similares definidas como algo nuevo.
Pensé entonces que ese transitar no conducía a ninguna parte y me dediqué al cine, creía en esos momentos -y sigo creyendo- que representaba la verdadera revolución en el arte del siglo XX.
Siguió un período de silencio. A finales de los setenta reemprendí el trabajo dibujando, haciendo algunos collages y pintando mis primeras telas. Obras que nunca han visto la luz pública. Este blog me brinda la oportunidad de dar a conocer algunas. Lo más significativo es que, en su mayoría, eran figurativas, apareciendo en ellas elementos, obsesiones, que han vuelto a surgir en mis últimos trabajos. Desnudos sobre fondos abstractos, árboles, piedras, caballos. Enseguida vino una etapa abstracta puente entre estos primeros intentos y la exposición de 1982 en la Galería Ciento de Barcelona.
Sobre el porqué de esta deriva hacia la abstracción escribiré otro día. Por ahora quedan aquí algunos de estos balbuceos que parece que en mi próxima exposición en la Galería Canals de Sant Cugat se van a convertir en una premonición de lo que ahí se va a exhibir.



Sintió un gran alivió al despertar. Lápices de color sobre papel. 20 x 20 cm. 1977


El olor del padre. Lápices de color sobre papel. 20 x 20 cm. 1977


El espejo. Lápices de color sobre papel. 20 x 20 cm. 1978


Caían piedras-1 Lápices de color sobre papel. 20 x 20 cm. 1979


Caían piedras-2. Lápices de color sobre papel. 20 x 20 cm. 1979


En en cesped piedras. Acrílico sobre tela. 100 x 81 cm. 1979


S.T. Acrílico sobre tela. 100 x 73 cm. 1979


S.T. Acrílico sobre tela. 100 x 81 cm. 1979


S.T. Acrílico sobre tela. 100 x 81 cm. 1979


S.T. Acrílico sobre tela. 100 x 81 cm. 1979


S.T. Acrílico sobre tela. 100 x 81 cm. 1979

1 comentario:

  1. me gustan estos dibujos, demuestran que tienes las cosas claras

    ResponderEliminar